Sistema Público Cooperativo

Este artículo también està disponible en: Catalán, Inglés, Alemán, Italiano

Construyendo un sistema público cooperativo integral

Organizándonos de manera colectiva y cooperativa podemos generar iniciativas que tengan como objetivo cubrir las necesidades  de todos y todas, para recuperar lo público como un bien colectivo—ni estatal ni privado—una forma natural de gestión emanada de la cooperación entre seres humanos. Podemos determinar las siguientes necesidades: alimentación, educación,  salud, vivienda, transporte o energía.

Por ello necesitamos, por un lado, promover la colectivización de bienes, terrenos o inmuebles; y por el otro debemos recuperar la educación y la salud pública al margen del poder económico que establezca el estado y el capital. Entendemos, por tanto, la salud y la educación como un derecho y bien público, que se tienen que garantizar de manera comunitaria, generando espacios de aprendizaje colectivo donde el conocimiento pueda ser compartido de manera libre.

Con esto queremos decir que necesitamos empoderarnos y pasar del asistencialismo al cooperativismo; superar el estado de bienestar deseado por un sistema de redes de apoyo mutuo. El estado nos quiere dóciles y dependientes; nosotros apostamos por la acción de cooperar desde la autonomía, decidiendo colectivamente cuales son nuestras necesidades materiales y no materiales.