Actualidad / Destacados

La Justicia Restaurativa: nuevo reto de la CIC para la revolución integral

Aquest article també està disponible en: Catalán

Print Friendly, PDF & Email

Justicia-Restaurativa-CASTA mediados de mayo se hizo pública en la web de Enric Duran la creación de un grupo de trabajo para promover la justicia restaurativa, nacido raíz del tercer comunicado-emitido el pasado 28 de febrero, en relación al juicio al que no se presentó la activista-, «Ningún desobediente a la cárcel. Una carta abierta al poder y un nuevo proyecto colectivo», en el que ya anunciaba una propuesta «de acción recíproca para toda la sociedad».

Este grupo, que cuenta con el apoyo de la Cooperativa Integral Catalana, acaba de crear un espacio en la red social bajo el nombre de Justicia Restaurativa —al que os podéis añadir— y cuenta con una dirección de correo de contacto: justiciarestaurativa@moviments.net.

Antecedentes

De hecho, tal como el mismo Enric Duran explicaba en aquel comunicado, la forma de proceder del sistema judicial y penitenciario ante casos como el suyo «no beneficia a nadie», ya que además de perjudicarle a él, perjudica a la administración pública y a las entidades bancarias que lo acusan —las cuales, aparte de que no ingresarán nunca el dinero que les pidió prestados, se lo gastan en el propio proceso judicial y al mismo tiempo contribuyen a deteriorar su propia imagen, ya que mucha gente le da apoyo.

Sin embargo, el caso de Enric Duran no responde a un hecho aislado. En medio de un contexto de recortes sociales, que afectan las necesidades básicas de mucha gente con la excusa del déficit económico-, «seguimos sosteniendo-escribía Enric Duran-un sistema judicial y penitenciario que genera un alto volumen de gastos económicos en el administración y, por tanto, a la ciudadanía, sin que en líneas generales nadie salga beneficiado, ni siquiera las afectadas y sin que el aislamiento y sufrimiento de las personas condenadas tenga fin ».

En cuanto a la legitimidad del Estado, que pone en paralelo la desobediencia con la delincuencia, en el comunicado quedaba claro que no se podía aceptar el modelo supuestamente democrático del Estado, según el cual una persona cuando nace, en función del lugar de su nacimiento y de la nacionalidad de sus padres, es obligada a acatar un sistema de autoridades, leyes y órdenes que no ha decidido. En cambio, en un sistema vinculado a la Revolución Integral no es así: las personas elegimos ser parte, por ejemplo, de una cooperativa integral, según un modelo de libre adhesión. En cualquier momento podemos empezar a participar, y cuando queramos puede darnos en de baja.

justiciarestaurativa1En este sistema, en el que la toma de decisiones es asamblearia, también hay conflictos, básicamente porque el conflicto es connatural a la existencia humana. Pero la principal diferencia está en que la gestión del conflicto y la toma de acuerdos incluye y tiene en cuenta las opiniones de todas las personas que se vinculan. Teniendo en cuenta los diferentes puntos de vista, las afectaciones, los sentimientos de todas las personas vinculadas a cada problema, se genera un proceso de consenso hasta que se llega a la situación de tomar una decisión que todas las partes afectadas aprueben. De hecho, los que apostamos por este modelo de gestión del conflicto, no podemos aceptar ni aceptaremos que se me imponga ninguna decisión en la que no podamos participar.

Por todo ello, lo que Enric Duran planteaba al tribunal es que antes de pretender imponerle nuevas medidas esperara para que se pudiera preparar una propuesta, una aportación como acción recíproca para toda la sociedad, de modo que si no a toda, a la mayor parte de la ciudadanía catalana le pudiera parecer, decía Enric Duran, «una buena devolución aquella que me responsabilitzaré aportar, incluidos aquellos sectores que se sienten muy distantes de nuestros valores y forma de entender la vida».

Esta propuesta que ahora se presenta quiere ser coherente con nuestro principio de autonomía en el marco de la Revolución Integral y quiere beneficiar a las clases populares y todo el que, a pesar de sentirse todavía vinculados a un Estado (ya sea el español o el futuro Estado catalán), siguen esperando para ver reflejados sus ideales de libertad, justicia y equidad.

Desde la publicación de aquel comunicado, se inició el grupo de trabajo, con la incorporación de algunas personas con conocimientos jurídicos y de gestión de conflictos, pero sobre todo con muchas ganas de aprender y formarse sobre esta temática . Ahora, sin embargo, ha llegado el momento de hacer pública la existencia del grupo porque es necesario reforzar el proceso con más personas que pueden tener mucho que decir y hacer.

El grupo de trabajo de justicia restaurativa

Fundamentos

Se trata de utilizar el caso de Enric Duran para cambiar el debate público sobre el sistema judicial / penitenciario y promover alternativas como la justicia restaurativa y la mediación penal.

Objetivos

  • Que se extienda una conciencia social contra el hecho de que los activistas sociales tengan que ir a la cárcel, ya que por su actividad demuestran estar plenamente insertados en la sociedad. Por extensión, que la ciudadanía se conciencie de que muchas personas de diferentes condiciones van a prisión a pesar de tener una integración social consolidada, con la que la supuesta función de reinserción social de la prisión se convierte en una gran falacia. Todas estas personas, pues, deberían estar en libertad.
  • Conseguir que la justicia restaurativa y la mediación penal cojan en Cataluña un peso similar al que tiene en otros países más avanzados como la Noruega o Canadá. Aprovechar la coyuntura soberanista y la autonomía de Cataluña en materia penal, para provocar esta evolución.
  • También, que se promueva que, en general, las personas acusadas por el Estado puedan tener la opción de llegar a un acuerdo para hacer actividades por el bien de la comunidad, en lugar de ir a la cárcel, para que el Estado debe ser de modelo en la promoción de medidas alternativas a las penas de prisión.
  • A largo plazo, reducir la población toma en Cataluña en un porcentaje que permita cerrar prisiones y destinar esos recursos a mejorar el acceso a la justicia gratuita, mejorar la calidad de vida en las cárceles-entre otras posibilidades-y recuperar recortes del sistema sanitario.

El proyecto

Para llevar a cabo estos diversos objetivos se quiere hacer un estudio que demuestre, al detalle, que la implantación de la justicia restaurativa en Cataluña sería beneficiosa para toda la sociedad catalana para

  • las tareas sociales y por el bien común que se podrían hacer;
  • el ahorro del coste económico de las prisiones;
  • la reciprocidad con las personas afectadas en caso de que sean de carácter individual o privado;
  • la mejora de la calidad de vida de las personas acusadas o penadas.

En el estudio se incluirán ejemplos de varios países que los programas de justicia restaurativa son una alternativa seria que ya funciona. También, se introducirán datos de ahorro económico y de beneficio social, en base a la realidad catalana, para dejar claro lo beneficioso que sería para el conjunto de la sociedad de Cataluña la popularización de mecanismos alternativos a la prisión.

Este estudio se dedicaría especialmente a investigar y a incluir la información de aquellos casos de denuncia en que la parte acusadora es el Estado a través de sus funcionarios y de la fiscalía. Así, a partir de estas investigaciones se crearía una plataforma/campaña bien amplia que exigiría a la Generalitat que empiece a predicar con el ejemplo (a partir de los convenios que ha firmado de apoyo a la mediación y también para ponerse al día de las formas más nuevas que hay en otros países) y que prevea la aceptación de la mediación y de la justicia restaurativa en todos los casos en que la otra parte, además del acusado, es el «Ministerio público ».

El método

En el grupo de trabajo, para desarrollar una estrategia en base a estas ideas, ya han comenzado a participar personas del ámbito del derecho (abogados, Profesores, jueces, mediadores …), personas de colectivos y entidades afines (col colectivos antirepresivos, observatorios, entidades de derechos humanos, entidades a favores de la mediación, etc.) y otros activistas motivados con esta campaña.

La idea principal es elaborar el documento-proyecto concreto, con todos los detalles técnicos que hagan que sea un estudio de calidad que demuestre con datos el beneficio para la sociedad que implica este proyecto

Se crearía una plataforma o campaña con todas las entidades y juristas para dar apoyo a las propuestas defendidas en este documento.

Enlaces

Contactos sobre el grupo de Justicia Restaurativa

Podéis poneros en contacto con el grupo de trabajo que impulsa este proyecto bien a través del espacio habilitado en la red social.
https://cooperativa.ecoxarxes.cat/g/justicia_restaurativa
bien a través de la dirección de correo-e: justiciarestaurativa@moviments.net.

Share Button
Comparteix això:Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Reddit0Digg thisEmail this to someone
Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE